NOTAS SOBRE LA PROCESIÓN DEL  DOMINGO DE RAMOS


La Procesión de la Pasión que se celebra en Tortosa, conocida más popularmente como la Procesión del Domingo de Ramos por la fecha en que transcurre, es sin duda el acto más multitudinario y espectacular de los que incluye la Semana Santa en la capital del Bajo Ebro. Es preciso subrayar la singularidad de esta procesión que representa la pasión y muerte de Cristo de manera completa en una fecha inusual, el Domingo de Ramos. Está organizada por la Hermandad de Cofradías de Semana Santa.

 Si hemos de fijar el origen de la actual procesión de la Pasión y Muerte de Jesucristo que se celebra el Domingo de Ramos en Tortosa podemos precisar que, de hecho, comienza el año 1806. Según el Llibre d´Acords de la Confraria de la Mare de Déu dels Dolors (Libro de Acuerdos de la Cofradía de la Virgen de los Dolores) es en este momento cuando se decide fusionar la procesión propia de los Dolores con otra de raíces más antiguas, entonces en desuso y  protagonizada por los gremios, que acostumbraba a salir el Jueves Santo. 

Por falta de esta fundamental documentación, destruída el 1936, solo podemos remitirnos a las noticias que nos da Ramon Vergés (l909).

 Manuel Beguer (1953) apunta esta doble ascendencia: Por un lado la procesión penitente Dels Disciplinats (Disciplinados), promovida y organizada por la congregación de la Puríssima Sang (Purísima Sangre), fue agrupando en torno a sí misma, desde el siglo XVI, la incorporación de las organizaciones gremiales. Por otra parte, de una forma más contundente y renovadora, la Congregació dels Dolors (Congregación de los Dolores), desde el siglo XVIII, impulsaría, como en la mayoría de ciudades, un acto relacionado con su devoción.

 Lo que parece claro es que desde los inicios del siglo XIX la Procesión adquiere una prestancia y notoriedad que la hacen singular. Es entonces cuando se convierte en una manifestación popular relevante y se estructura más o menos como hoy la conocemos. Es importante resaltar su vertiente simbólica, que ha integrado un conjunto de tradiciones tortosinas muy arraigadas.




Podemos constatar, aún con los escasos datos que poseemos, que siempre ha habido una conciencia de espectacularidad, y el declarado interés de que fuera éste un acto de atracción para los visitantes. A lo largo de su existencia, la Processó del Diumenge de Rams (Procesión del Domingo de Ramos) ha alternado momentos de evidente decadencia y de esplendor. Un acuerdo municipal de 1859 dictamina comisionar un grupo de concejales: "Con el objeto de que el año que rige sea brillante en lo posible la procesión que de antiguo se acostumbra en el Domingo de Ramos a efecto de que viniendo ésta en decadencia no se retraigan los forasteros de comparecer al espectáculo que representa los misterios de la Pasión y Muerte del Redentor del mundo..."
 

 Como resultado de este impulso oficial se hace un cambio cualitativo de los misterios, ahora ya con un aire más espectacular, compuestos de figuras de tamaño natural. Esto significó el cambio de los misterios, hasta entonces llevados a hombros, a verdaderas carrozas de formato grande y pesado. Todo parece indicar que los artistas fueron Ramon Cerveto, Josep M. Beltri, Joan Baptista Gurrera, y  posiblemente, Macià Cuadrado. La última fase constructiva tiene lugar a partir de los años cuarenta del siglo XX, en la que se hace una renovación completa a causa de la destrucción del año 1936; al tiempo que la precariedad y la improvisación que se derivó, acabada la Guerra Civil, propició que saliera por vez primera el Crist de la Puríssima (Cristo de la Purísima), obra del siglo XVII, como misterio de la crucificción. En un par de años se construirán cuatro misterios nuevos, el último se obró el año 1958.

 Autores de prestigio como Innocenci Soriano Montagut, Enric Monjo, Carles Riba o Claudi Rius realizaron estos nuevos grupos escultóricos que hoy desfilan.
 

MISTERIOS DE ANTES DE 1936

EL SANT SOPAR (La Santa Cena)
Autores: Ramon Cerveto y Josep Maria Beltri
Fecha: probablemente l859

L’ORACIÓ A L’HORT (La Oración en el Huerto)
Autores: Ramon Cerveto y Josep Maria Beltri
Fecha: probablement 1859

SENTENCIA DE PILAT (Sentencia de Pilatos)
Autores: Ramon Cerveto y Josep Maria Beltri
Fecha: probablemente 1859

ELS ASSOTS (Los Azotes)
Autores: Ramon Cerveto y Josep Maria Beltri
Fecha: probablemente 1859

LA CORONACIÓ (La Coronación)
autor: ignorado, probablemente Macià Cuadrado
 

JESÚS CARREGAT AMB LA CREU (Jesús con la Cruz a Cuestas)
autor: ignorado 
Fecha:l930

DESPULLAMENT (Despojo de las Vestiduras)
autor:  Macià Cuadrado
Fecha: 1860 (aproximadamente)

LA CRUCIFIXIÓ (La Crucifixión)
autor: Joan Baptista Gurrera
Fecha: probablemente 1859

DAVALLAMENT (Descendimiento)
autor: Ramon Cerveto
Fecha: probablemente 1859

LA DOLOROSA
autor: Ramon Cerveto
Fecha: probablemente l859
 

 

MISTERIOS ACTUALES

L´ORACIÓ A L´HORT 
Autor: Carles Riba
Data: 1941

LA FLAGEL.LACIÓ
Autor: Claudi Rius
Data: entre 1943-48

CORONACIÓ D´ESPINES 
Autor: Claudi Rius
Data: 1948

JESÚS DAVANT PILAT
Autor: Tallers Salesians de Barcelona
Data: l942

JESÚS DE LA PASSIÓ
Autor: Claudi Rius
Data: 1942

ECCE MATER TUA
Autor: Innocenci Soriano Montagut
Data: 1958

CRIST DE LA PURÍSSIMA
(copia de l’original del s. XVII, d’ Innocenci de Palerm, i venerat al Reial Monestir de la Puríssima)
Autors: germans Aixendri
Data: 1954

EL DAVALLAMENT 
Autor: Enric Monjo
Data: 1952

LA PIETAT 
Autor: Innocenci Soriano Montagut
Data: 1941

LA MARE DE DÉU DE LES ANGOIXES
Autor: Àngel Acosta
Data: 1999 

EL DESPULLAMENT
Autor: Àngel Acosta
Data: 2001

 





 
HERMANDADES O CONFRADÍAS ACTUALES


 GREMI DE PAGESOS DE SANT ANTONI ABAD (Gremio de Payeses de San Antonio Abad)

 La cofradía de Sant Antoni dels Pagesos (San Antonio de los Payeses) es, sin ninguna duda, la más antigua de las participantes en los actos de la Semana Santa de Tortosa, ya que es heredera directa de una añeja cofradía documentada, como mínimo desde el año 1363, cuando parece ser que su sede radicaba en el Monasterio de Santa Clara. Es la única superviviente de la antigua estructura gremial de la procesión.
 La primitiva iglesia de la cofradía, construida según parece en el siglo XV, estaba situada en el solar del actual convento de la Purísima Concepción Victoria.
 El siglo XVI fue una época de máxima prosperidad para este gremio y a principios del  siglo XVII se decidió construir un nuevo templo en el mismo lugar que el antiguo, pero seguramente mucho más grande. El encargado de levantarlo fue Martí d’Abaria Alaiz. El obispo Veschi lo adquirió, en la década de los cuarenta del siglo XVII, con el fin de construir el Real Monasterio de la Purísima. Entonces la cofradía edificó una nueva iglesia en la misma calle Montcada de la que todavía hoy se pueden apreciar algunos restos. Debido a la destrucción de su archivo gremial acaecida en verano del año 1936, que estaba situado junto al templo, se conocen de momento muy pocas referencias históricas de esta verdadera institución cívico-religiosa. Hasta la década de los noventa del siglo XX los pasos de la procesión de la Pasión se guardaron casi todos en este solar, hasta que, después de un corto periodo en que se depositaron en la Casa Diocesana, pasaron a ubicarse, a partir del año 1998, en el antiguo Instituto de la calle Montcada. La importancia que tuvo en otros tiempos nos la evidencia el hecho de que la lucidez o la pobreza en la participación de la procesión  dependía del resultado de las cosechas. Tradicionalmente, los penitentes acompañaban al misterio del Huerto (identificado claramente con el oficio), con su vestido propio. Últimamente, con el fin de equipararse al resto de nazarenos, se han habilitado un hábito de túnica.
El paso mantiene viva la costumbre, propia de las tierras oleícolas catalanas, que consiste en plantar una rama de olivo de pie en el paso. La plantan de forma que la imagen de Jesús permanece bajo su sombra. Desde antaño, los administradores del paso siempre han procurado que el ramaje, muy esbelto, sea motivo de esplendor.
 
 

 GERMANDAT DE NATZARENS DE LA MARE DE DÉU DEL ROSER (Hermandad de Nazarenos de la Virgen del Rosario)

 Durante la baja Edad Media la devoción a la Virgen del Rosario se ve unida estrechamente a la Orden de Predicadores o de los Dominicos. A partir del siglo XVI se hace manifiesta una proliferación de cofradías con esta advocación mariana, y las dirige el rector de la parroquia. De época moderna data la parroquia del Roser, situada en la fachada fluvial de Tortosa.
A causa de la construcción de las rampas del puente del Estado, fue edificada otra en el barrio de Ferreries. Es donde vincula la cofradía que ha tenido como emblema la Rosa.
 
 
 

CONFRARIA DE LA PURÍSSIMA SANG (Cofradía de la Purísima Sangre)

  La veneración de la sangre de Cristo es un hecho que data del siglo XIV. En Tortosa como en Barcelona se establecen cofradías con esta función a partir del siglo XVI. En concreto la cofradía tortosina de la Puríssima Sang (Purísima Sangre) es, junto con la de Sant Antoni dels Pagesos (San Antonio de los Payeses) la más antigua de todas las participantes en la procesión del Domingo de Ramos. Sus orígenes se remontan al día 27 de Junio del año 1558,en que fue fundada la iglesia del convento de Sant Domènec (Santo Domingo). Seguramente a causa del aumento del número de cofrades, a partir de finales de la década de los setenta o principios de los ochenta del siglo anteriormente mencionado, ya se pudo disponer de una capilla y lugar de reunión propios. La antigua iglesia de la Puríssima Sang, situada en la esquina formada por la calle del mismo nombre y la actual avenida de la Generalitat fue demolida en el año 1930. En este templo se centralizaban los actos procesionales que hemos de considerar como los antecedentes más alejados de la actual procesión. 
 En el volumen núm. 14 de los Establiments (Estatutos) del Archivo Histórico Comarcal de las Tierras del Ebro, se conservan los de la Cofradía de la “Santíssima  e Puríssima Sanch del Cos Preciós de Nostre Senyor Déu Jesuchrist” (Santísima y Purísima Sangre del Cuerpo Precioso de Nuestro Señor Dios Jesucristo), presentados el día 4 de Junio del año 1587 y aprobados el día 23 del mismo mes y año con una validez de ocho años a partir de la fecha de su aprobación. En el décimo y onceavo de sus veinticuatro artículos se establece que esta cofradía es la encargada de organizar y dar orden a la procesión de disciplinantes del Jueves Santo.
Los comerciantes, que antes de la Guerra Civil se integraban en la hermandad del Sant Àngel (Santo Ángel), a partir de 1941 se hermanan bajo este nuevo nombre, de raíz tan evocadora.

 GERMANDAT DE NATZARENS DE LA PASSIÓ (Hermandad de Nazarenos de la Pasión)

 Su origen queda explicado en su apelativo, es decir, Antiguos Alumnos de los Hermanos de las Escuelas Cristianas. Los centros escolares de San Juan de la Salle, construidos en el año 1907, se convirtieron en unos de los más prestigiosos de nuestras comarcas. La gran cantidad de alumnos que allí estudiaban y que al acabar mantenían cierta relación, favoreció la creación de una cofradía integrada por exalumnos. Los que aún estaban en edad escolar accedían a ella con la categoría de aspirantes y llevaban hábitos sin capucha, con una gorguera blanca.

 CONFRARIA DE MARIA IMMACULADA (Cofradía de María Inmaculada)

 Con los tradicionales colores marianos y el anagrama de María, esta cofradía, designada como Congregació Mariana Major (Congregación Mariana Mayor), se relaciona directamente con el Patronato Escolar Obrero de la Sagrada Familia. En torno a este centro social cristiano se sitúa la hermandad que hace suyo el culto, tan generalizado y antiguo, a la Virgen. Su misterio, construido el 1958, representa el pasaje en que Jesucristo ya crucificado le dice a Juan refiriéndose a María: "He aquí a tu madre" (Ecce Mater Tua).

  CONFRARIA DEL SANT CRIST DE LA PURÍSSIMA (Cofradía del Santo Cristo de la Purísima)

 Cofradía surgida en el año 1941 a fin de llevar y de custodiar la imagen del Cristo expuesto en la iglesia del Real Monasterio de la Purísima Concepción Victoria. El Cristo de la Purísima (talla en madera del s. XVII que se encarga traer de Nápoles por el obispo Veschi , y que es obra de Inocencio de Palermo) ha tenido siempre mucha devoción, y es especialmente invocado para pedir lluvia. Nunca había participado en la procesión del Domingo de Ramos, hasta que acabada la Guerra Civil las circunstancias lo propiciaron. El Cristo que desfila es copia del que se venera en el Real Monasterio. El hábito quiere imitar el que llevan las monjas del convento.

 GERMANDAT DE NATZARENS DE LES CINC NAFRES (Hermandad de Nazarenos   de las Cinco LLagas)

 Si queremos marcar el origen de la devoción de las cinco llagas de Jesucristo tenemos que remontarnos a los inicios franciscanos que desde el siglo XIII difunden el culto a los estigmas de la Pasión como uno de los signos más representativos de su orden.
 No tenemos constancia de ningún vínculo entre esta hermandad y la orden mendicante tortosina. Parece ser que es a partir de la renovación de 1930 cuando se crea la cofradía como manifestación del sector de la banca, que goza de un peso específico en la ciudad desde la fundación del Banco de Tortosa, el año l881, y del Banco de España. No obstante, la hermandad ya tenía el año 1859 el paso procesional del Descendimiento, obra de Ramon Cerveto, que fue destruido el año 1936.
 El nuevo paso empezó a construirse en el año 1950 y se inauguró el año 1952. Su autor fue el escultor mundialmente conocido Enric Monjo Garriga, de Vilassar de Mar (1896-1976). La obra se pagó con las aportaciones de los bancos y cajas de ahorros establecidos en la ciudad y con las cuotas de los cofrades. Se diferencia de los otros, de colores vivos, por la policromia de seria influencia castellana que ofrece todo el conjunto.
 Coincidiendo con la inauguración del paso, el año 1952  se abandonan los hábitos primitivos y se confeccionan 80 hábitos nuevos (se prescinde del escapulario con cruz en el pecho y se cambia el capirote y la capa granate por la actual negra; la túnica gris sobrevive).
 El año 1995 un incendio intencionado deja muy deteriorada la plataforma, las guarniciones y la instalación eléctrica del paso, pero afortunadamente casi no afecta al conjunto artístico. El año 1996 se crea una junta provisional para evaluar los daños. El año 1997 renace la Hermandad de las Cinco Llagas y, bajo el impulso de su Cofrade Mayor, Enrique Mascarell, obtiene el reconocimiento jurídico y también del obispado de Tortosa.
 El paso es impulsado por ocho cofrades debido a su gran peso (siete figuras de tamaño real).
 El estandarte de la hermandad es muy antiguo. 

 VENERABLE CONGREGACIÓ DE LA MARE DE DÉU DELS DOLORS (Venerable Congregación de la Virgen de los Dolores)

 Es evidente el papel destacado y protagonista de esta cofradía que durante muchos años ha asumido la organización del acto. La advocación de la Virgen de los Dolores se difunde en Catalunya a partir del siglo XVII por medio de la orden de los servitas. En Tortosa la fundación de la iglesia de este nombre significó causa y efecto de esta cofradía que tiene como finalidad conmemorar los sufrimientos de María. La primera acta conocida del Llibre d’Acords (Libro de Acuerdos) de la congregación data de 1724.
 
 











NOTA: En esta transcripción al castellano de  artículos de Albert Curto Homedes, Director del Archivo Histórico Comarcal de las Terres de l’Ebre y del historiador Hilari Muñoz he introducido una corrección, puesto que no se menciona que el actual Cristo de la Purísima, que desfila en la procesión, es copia hecha del original por los hermanos Aixendri de Tortosa durante la década de los cincuenta del s. XX, en que dejó de desfilar el auténtico, que expresa el espíritu de la contrareforma. A la vez los he enriquecido con aportaciones personales.

 Entre los usos más característicos de la Procesión del Domingo de Ramos se encuentra el de que los nazarenos obsequien con caramelos a las gentes que están presenciando el desfile. Es ésta una tradición levantina, que en Cataluña sólo se da en Tortosa,  y que en sus orígenes, parece ser, tenía como finalidad el quitar el mal sabor de boca que deja en el pueblo la visión de los padecimientos de Nuestro Señor,  plasmados en los “misteris” (pasos) que desfilan.

 El año 1995, el Patronato Municipal de Turismo de Tortosa apuesta fuerte por la Semana Santa tortosina y el programa y los carteles divulgativos se hacen por primera vez en color. En aquellos momentos la Presidenta del Patronato, Sra. Concepción Gamundi, impulsa el proyecto de la Ruta de los Tres Reyes (un corredor verde entre Alcañíz, Morella y Tortosa, ideado por Vicent Ruiz). Las buenas relaciones con estos municipios, potenciadas por la iniciativa, cristalizaron en la presencia de la Hermandad de Nazarenos de la vecina y hermana ciudad de Alcañíz en nuestra procesión de la Pasión. La participación de esta ciudad en el acto ya no se perderá y así la Cofradía del Santo Entierro, la de Jesús Nazareno, la del Silencio, etc. toman parte en ella sucesivamente año tras año. L’Agrupación de Cofradías tortosinas corresponde haciendo acto de presencia en los actos de la capital alcañizana el Viernes Santo. 

 El año 1996 se crea la cofradía de la Asociación de Vecinos de Santa Clara, que da escolta al paso de Pilatos, que se había quedado huerfano.

  El año 1999 la Procesión del Domingo de Ramos estrenó un nuevo “misteri” (paso); se trata del de la Mare de Déu de les Angoixes (Virgen de las Angustias) de la Confraria de la Puríssima Sang (Cofradía de la Purísima Sangre). El domingo 21 de Marzo a las 19 h, en la Plaza de la Inmaculada, Parroquia de Santiago de Remolinos, tuvo lugar la bendición del Paso. El acto fue presidido por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo de Tortosa, Monseñor Xavier Salinas. Ángel Acosta, autor de la escultura, fue nombrado Hermano Mayor de la Cofradía.

 También este mismo año los “misteris” (pasos) lucieron la nueva restauración, que llevó a cabo la Agrupación de Cofradías, con la colaboración de la Diputación Provincial de Tarragona, mediante el grupo de restauración de la Escuela Taller de Artes Aplicadas y Oficios de Tortosa, bajo la tutela de la prestigiosa profesora y restauradora Carme Clemente Martínez. Esta Escuela Taller inició el ciclo dos años antes con el “misteri” (paso) La Pietat (junto a la restauradora del  paso del Descendimiento de la Cruz, Immaculada Caballé, licenciada en Bellas Artes y Técnicas de Restauración, que  el año 1998 lo liberó de las huellas del incendio que padeció años atrás).

 Por otra parte, en 1999 desfiló por primera vez la Confraria del Sagrat Cor de Jesús (Cofradía del Sagrado Corazón de Jesús), que había nacido como tal asociación el año anterior. Entre sus objetivos y esfuerzos cuenta el de recuperar como propio el “misteri” (paso) del Despullament (Jesús despojado de sus vestiduras), obra de Macià Cuadrado, que, elaborado aproximadamente el año 1860, se perdió en la última Guerra Civil. 
 Ángel Acosta, autor del nuevo paso, no lo ha concebido como una copia exacta sino que ha puesto su toque personal. Ha tardado siete meses en elaborar la primera figura y tiene la intención de tallar el resto, los cuatro soldados romanos que desnudaron a Jesús, al ritmo de una por año. 
  El paso, con  la escultura central del grupo que comenzó a esculpir el mes de agosto del año 2000, desfila  por primera vez en el 2001. Esta figura, que  representa a Jesucristo despojado de sus vestiduras, tiene una altura de 1’80 metros y es de madera de samanguila policromada. El Cristo, bendecido el día uno de abril, Domingo de Ramos, se puede venerar durante todo el año en la Iglesia de la Entidad Municipal Descentralizada de Jesús. 
 La peana cuenta con seis ruedas y los faroles se deben al escultor de forja de Jesús, Fernando Ferré. La primera fase de este paso ha costado 1.800.000 pesetas
 






LA PROCESIÓN DEL SILENCIO



A todo lo dicho hay que añadir la Processó del Silenci (Procesión del Silencio) que, recuperada el año 1996, desfila el Jueves Santo a las doce de la noche, con todas las cofradías que se han descrito acompañando a los pasos de la Oración en el Huerto, de la Virgen de las Angustias y de Nuestro Padre Jesús de la Pasión. También toma parte en ella, como en la procesión del Domingo de Ramos, la Creu dels Improperis (Cruz de los Improperios). 

LA PROCESIÓN DEL SANTO ENTIERRO



 La Processó del Sant Enterrament (Procesión del Santo Entierro) que sale el Viernes Santo a las l9´30 h con un único paso, el del Cristo Yacente del Santo Sepulcro de la Catedral, acompañado de nazarenos, penitentes y "magdalenes", está organizada por el Capítulo de la Seo.
 La posible explicación de este hecho la encontramos en el testamento que el martes dia 28 de enero del año 1550 otorgó el canónigo de la Seo de Tortosa Jaume Forcadell, natural de Ulldecona, ante el notario Joan Puigvert. El canónigo dispone en su testamento, entre otras cosas, que: “... en alabanza y gloria de nuestro Señor Dios Jesucristo y de su madre la Santísima Virgen María, abogada de toda la cristiandad y en remisión de mis pecados y salud de mi alma y la de todos los fieles difuntos, instituyo y quiero y mando, que perpetuamente se haga y ordene una procesión general cada año el día del viernes santo a la hora de la oración, la cual parta de la Seo de Tortosa...”.
 Para que esta procesión tuviera la continuidad deseada, legó a sus compañeros del capítulo de la Seo tortosina una pensión anual, censales y las cantidades necesarias de su herencia para hacer frente a los gastos del mencionado acto público.
 Por lo tanto, podemos ver como a mediados del siglo XVI un canónigo de la Seo de Tortosa estableció, mediante lo dispuesto en su testamento, que se celebrara una procesión cada Viernes Santo, organizada por los canónigos de la Seo y con salida desde la Catedral, todo lo cual induce a creer que la actual procesión es heredera de aquella instituida por el canónigo Jaume Forcadell en el año 1550, aunque el mismo testamento da a entender que ya antes Jerònima-Tomasa Riquer, mujer de Lluís Oliver de Boteller, vizconde de Castellbó, havia hecho celebrar una especie de procesión cada Viernes Santo.
 La posible (y relativa) continuidad existente entre la procesión fundada por el canónigo Forcadell y la actual del Viernes Santo, puede quedar demostrada con dos hechos coincidentes  y  significativos: la entidad organizadora es el Capítulo y el punto de salida es la Seo, tal como pedía el canónigo en su testamento y  tal como se hace en la actualidad.
 
 

Vicent Josep Ruiz Prades
Director de l’Oficina Municipal de Turisme
 

PROGRAMA DE ACTOS DE SEMANA SANTA A TORTOSA


Domingo de Ramos: 

11’30 h  Bendición de Ramos, Procesión y Santa Misa en la Catedral, presididas por el Sr. Obispo.

20’00 h  ACOMPAÑAMIENTO  PROCESIONAL DE LA PASIÓN, organizado por la Agrupación de Hermandades y Cofradías, con la participación de todos los pasos. Sale de la Catedral.
Se puede asistir a la Procesión sin pertenecer a ninguna cofradía.

Lunes

20’30 h  CONCIERTO DE SEMANA SANTA, en la Iglesia de Santiago de Remolins, organizado por la Cofradía de la Purísima Sangre.

Martes :

19’30 h  Confesión Comunitaria en la Catedral.

 Miércoles Santo : 

11’30 h  Misa Crismal en la Catedral, presidida por el Sr. Obispo.
20’30 h  VIA CRUCIS en la Judería de Remolins, organizado por la Parroquia de Santiago.

Jueves Santo

20’00 h  Misa de la Cena del Señor, Comunión y Procesión al Monumento, presididas por el Sr.Obispo, en la Catedral.

24’00 h  PROCESIÓN DEL SILENCIO. El Acompañamiento sale de la Iglesia de Santiago en Remolins y desfilan los Pasos de la Oración en el Huerto, la Virgen de las Angustias y Nuestro Padre Jesús de la Pasión.

 Viernes Santo

08’00 h  Via Crucis en la Parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles.

11’00 h  VIA CRUCIS en el Calvario, organizado por todas las parroquias de la ciudad. (El Calvario fue construido durante la primera mitad del siglo XVII, a demanda de la gente de ese barrio, para de desterrar los burdeles que allí había. La totalidad de los relieves que lucían las estaciones fueron destruidos en la última Guerra Civil). 

17’00 h  Conmemoración de la Pasión y Muerte del Señor, presidida por el Sr. Obispo, en la Catedral. Lectura de la Pasión. Adoración de la Cruz y Comunión de los fieles.

23’00 h  PROCESIÓN DEL SANTO ENTIERRO, con el Paso del Santo Sepulcro. Sale de la Catedral. Pueden participar todas las cofradías de la Agrupación de Semana Santa. Organiza: Cabildo Catedral. Colabora: Agrupación de Cofradías.

Sábado Santo:

23’00 h  Solemne Vigilia Pascual, presidida por el Sr. Obispo. Bendición del Fuego, Cirio y Agua. Misa.

Domingo de Pascua

12’00 h  Solemne Misa Pontifical (concelebrada). Bendición Papal.

 

COSTUMBRES VIVAS Y EN DESUSO  DE LA SEMANA SANTA TORTOSINA


 La Semana Santa tortosina siempre ha tenido gran popularidad. Del rico abanico de tradiciones que ha generado algunas perduran y otras han quedado relegadas al olvido. De todo esto hacemos un breve resumen a continuación.

 Durante la Cuaresma es típico comer los populares buñuelos de Cuaresma.

 Desde el Sábado de Pasión hasta el Miércoles Santo se celebraba cada día después de vísperas en el altar Mayor de la Seo, la imponente ceremonia de la adoración de la Vera Cruz, anunciada al pueblo por trece batalladas de la campana Cinta. El sagrado Lignum Crucis con el que el sacerdote bendecía al pueblo era un relicario gótico, en forma de cruz y con fragmentos de la Vera Cruz, regalo que Benedicto XIII, conocido como Papa Luna, hizo a nuestra Catedral. 

Domingo de Ramos
 El Domingo de Ramos los niños lucen  la palma, que les regala la madrina. También se ven ramos de olivo o de laurel. En cualquiera de los casos van adornados de violetas, caramelos y rosarios azucarados. La remarcable costumbre de colgar “taronges” (naranjas) en los ramos (la fruta solar per excelencia, según se desprende incluso de la raíz de su nombre: oranja equivale a “dorada” o “de color del sol”, y la inicial  “t” corresponde al artículo catalán primitivo y preromano; el término “taronja”, por tanto, equivale a “la dorada” o “la solar”), hoy se encuentra casi en desuso, como  tampoco se estila ya colocar flecos de colores y colgar golosinas (“congres”, magdalenas, “panades”, peras confitadas y, la clase humilde, sardinas y higos secos). 
 Al acabar la Misa perdura la costumbre de ir al Paseo Central del Parque Municipal i hacer fotografías de recuerdo (el Domingo de Ramos continua siendo una fecha en que es preceptivo estrenar ropa i calzado). La palma o ramo se cuelga en los balcones o ventanas de la casa a fin de verse libres de rayos y de alejar los malos espíritus. Es quemada y sustituida por la nueva al año siguiente. 
 El Domingo de Ramos en las poblaciones rurales había sido costumbre, la tarde de hoy, hacer el llamado “sermón de la arada”. El predicador explicaba la Pasión tomando por motivo mnemotécnico una arada, y comparaba los episodios principales del drama sacro con las piezas y elementos que forman el aparejo de labrar, suficientemente conocidos por la payesía, que constituía su auditorio. La voz popular dice que este sistema de sermón lo ideó el tortosinísimo Vicent Garcia, rector de Vallfogona, quien mediante este procedimiento hizo ver más claro a sus feligreses, que eran gente de campo, toda la importancia de la Pasión del Mesías.
 La Semana Santa tortosina alcanza  su máximo exponente la tarde de hoy con la Procesión de la Pasión, la primera en desfilar en toda Cataluña. La caracteriza el hecho de que los nazarenos dan caramelos a quienes les son conocidos. Es esta una arraigada tradición levantina que encontramos en lugares tan lejanos como Oliva, en el límite de Valencia con Alicante. 
 La Procesión hasta el último cuarto del siglo pasado iba presidida por soldados romanos locales. El papel de “Capitán Manaia” era encargado al hombre más alto de la población que se prestaba a hacerlo. Él era el encargado de cumplir con el “Acatament”, consistente en hacer girar tres veces  el “àbarum” arrodillado, tanto a la salida de la iglesia de los Dolores como en el interior de la Seo. También debía procurar que el desfile estuviera de regreso puntualmente a la hora acordada. A los pequeños soldados romanos que le precedían iluminándole el camino con antorchas se les nombraba “cap d’olla”. El toque marcial de los “armats”, que figuran soldados romanos, al ritmo monótono del toque de los timbales y el repicar de les lanzas sobre el suelo ha acabado por desaparecer, y ahora son agrupaciones foráneas las que desfilan (“Armats” de Flix,  Alcanar o Torredembarra). No obstante estos ya no llevan un pañuelo de caramelos en el brazo como lo hacían los autóctonos.
 Antiguamente el séquito de la procesión iba precedido por dos hermanos del Santo Hospital de la Santa Cruz, con sendas bandejas, recogiendo limosnas para aquel establecimiento. Su cantinela: “tant hi va qui no s’ho pensa, tant hi va qui no s’ho creu, una caritat per l’Amor de Déu per a l’Hospital de la Santa Creu” (Igual va a parar allí quien no se lo piensa, igual va a parar allí quien no se lo cree, una caridad por el Amor de Dios para el Hospital de la Santa Cruz), ha pasado a enriquecer la literatura española.
 A diferencia de lo que se acostumbra hoy, la Cruz de los Improperios pieza característica de nuestra Semana Santa, siempre era llevada por un sacerdote acompañado por las autoridades del pueblo que sostenían las borlas.

Miércoles Santo
 El Miércoles, Jueves y Viernes Santo por la tarde acudían a los solemnes oficios o “fassos”, además de un gran gentío, la mayor parte de chiquillería de Tortosa, con mazas y “carraus”(carracas). 
 Hoy tiene lugar el Via Crucis por el Barrio Judío.

Jueves Santo
 Se realiza la adecuación y exposición del Monumento (“moniment” según la documentación) o sepulcro de Jesucristo. La permanencia de Nuestro Señor en el Monumento ha generado muchas creencias propias de este día (hay la costumbre de no barrer, porque así no se crían escarabajos). Perdura la creencia popular de que el niño que nace hoy “cura de gracia”, etc.). 
 Antiguamente se practicaba el ayuno de las “batzoles”. El lavatorio simbólico de los pies a los pobres se hacía antaño en el recinto del claustro de la Seo. 
 Antes, en esta jornada las gentes de Tortosa exhibían unas carracas colgadas al cuello, a manera de guitarra, que sonaban girando una manecilla como las antiguas guitarras de rueda. 
Había otras  mucho más gruesas, tanto que era necesario llevarlas en una carretilla.   Producían un ruido infernal.
 El Jueves Santo, avanzada la noche, sale la Procesión del Silencio. 

Viernes Santo
 El Viernes Santo es tradición salir al campo a primera hora de la mañana para recoger tomillo, que este día se cree que tiene reconocidas propiedades medicinales. Se aprovecha durante el año para hacer las populares sopas escaldadas, a las que se añade un pequeño brote.  Además, el agua hervida con tomillo es muy usada para lavar heridas, llagas y toda clase de males de la piel. Era usada para calentar la ropa de los enfermos y de las parteras, y para perfumar, quemada con azúcar, las habitaciones.
 Al despuntar el día tenía lugar en la Seo el sermón de la Bufetada (el predicador al explicar como los verdugos del Sanhedrín abofetearon al buen Jesús, se abofeteaba él, y, a continuación, era imitado por el pueblo que le escuchaba).
A mediodía se celebraba en la iglesia del Roser el sermón de las 7 Palabras, en el que se figuraba, al acabar, el ruido de rayos y truenos.
Ese día en que generalmente todos guardaban riguroso ayuno, se comía bien y pronto. Había la costumbre de avanzar el reloj de la Seo. 
 Por la tarde la gente acude a la Procesión del Entierro de Cristo, en la que desfila el Cristo Yacente del Santo Sepulcro de la Catedral, acompañado por nazarenos, penitentes y magdalenas. En esta procesión se ha perdido la costumbre de dar caramelos.
 Entre los actos religiosos hay que destacar el Via Crucis que tiene lugar en el Calvario (dentro de la iglesia del Calvario, dedicada al Seráfico de Asís San Francisco, se acontecía la función de las Calaveras y los Baldones de la Pasión. Revestían solemnidad extraordinaria las Cruces, que se decían al atardecer del Viernes Santo  y  el día de Pascua, al apuntar el día).





Propios de este día son los garbanzos en su salsa (ya documentados en el Libro de las Viandas, siglo XIV, la comunidad conventual los comía el Jueves Santo), las albóndigas de bacalao con huevos duros y las indispensables tostadas de Santa Teresa (rebanadas de pan maceradas en leche, pasadas por la sartén con aceite hirviendo, y después bien azucaradas y espolvoreadas con canela).
 Otro plato muy castizo es el conocido como garbanzos de Fra Pere, cocidos en caldero de hierro o de cobre, colocados en capas alternas de espinacas, mezcladas con cuatro granos de arroz, que después no se encuentran, condimentado todo con el mejor de los aguardientes y un pequeño chorro de aceite; los garbanzos se han de dejar en el jugo que desprenden las espinacas y con el aguardiente y el aceite.
 Típica de la colación que se hacía esta noche es la coca de espinacas, azucaradas y guarnecida con pasas y  piñones.

Sábado  Santo
 Las mujeres recogían en el baptisterio de la Seo la llamada “agua de la agonía”, bendecida el Sábado Santo. La usaban para hacer aspersiones en  las salas y estancias y corrales de las casas, a fin de alejar los malos espíritus. También hacían aspersiones en los momentos de la agonía de algún familiar.
 Era este un día muy cargado de antiguas costumbres como la de airear la ropa mientras las campanas tocaban a gloria para evitar la tiña o proveerse de una piedra riera para alejar el mal de muelas o el mareo de los viajes.

Domingo de Pascua
 Por la mañana tenía lugar la procesión del Encuentro. Se salía de la Seo por la puerta del Baptisterio, llevando bajo tálamo el Santísimo Sacramento, y una vez en la calle de la Rosa se producía el encuentro, del Dios Hostia, con la tierna Madre, que le esperaba en la capilla de la calle.
 Es este el día de las monas –bien de chocolate o bien redondeles de buena pasta, a menudo rellenos de cabello de ángel o mazapán, y espolvoreadas con Papa Benet- Son los padrinos  quienes las regalan a sus ahijados. También son típicas de hoy las “farinoses”. Se suele celebrar la festividad en casa familiarmente.

Lunes de Pascua
 Se celebraba la fiesta de la Virgen del Milagro, protagonista de una antigua tradición vinculada al portal de Tarragona.
 Es tradicional salir al campo a degustar la “mona”.

Martes de Pascua
 En esta tercera fiesta de Pascua se llevaba a Nuestro Señor bajo palio a los enfermos y impedidos.
 
 

OTRAS MANIFESTACIONES DE SEMANA SANTA REMARCABLES EN LAS TIERRAS DEL EBRO CATALÁN



 En Deltebre, en el corazón del Delta del Ebro, se representa hace muchos años con mucho éxito la Pasión de Cristo.
 La Pasión de Ulldecona está declarada de Interés Turístico Nacional. 
 La Pasión de Vilalba dels Arcs se representa al aire libre por las calles de la población. 
 Son también notables los “Armats” de Flix y la Procesión del Encuentro de Ascó.


Tornar a la Homepage Enrera